viernes, 28 de diciembre de 2012

Otra historia de alegrías y emociones

Por Jorge Vaquer
Nº de Orden 9037

Soy nacido en 1965 y fui al club desde muy chiquito, desde la época en que iban los Reyes Magos.  Les cuento que tengo 47 años y gracias a dios papá con 83 y mamá con 77, más un hermano de 48.

Mis primeras vacaciones de 15 dias fueron en Tigre, luego en Punta Lara, Médanos, Chelforó, General Conesa, Médanos otra vez, Las Grutas… y se cortaron cuando tuve los 12 años.  Se acuerdan? “Médanos Médanos aquí estoy, vine a pasar un momento feliz, vine a jugar a cantar a reír con los colonos amigos”… es una parte de la canción.

Las fotos que ven son de unas vacaciones con mi familia en Mascardi...




Tengo muchísimos recuerdos muy variados, por ejemplo: el profesor Alfredo (que malo), la doctora Ofelia, Cordobán y la pileta (pibe a la ducha), las cabañitas, Diego Larrivey, Eduardo Scocco (QEPD), del Pozo, Pomesano, la terraza donde está la confitería, las canchas de tenis con Funes, su profesor (QEPD), la de hándbol, las de bochas, vóley, el gimnasio en Rincón de Milberg, la residencia, jugar al grillo, la búsqueda del tesoro, cuando nos hacían levantar la mano en el comedor para hacer silencio y no se bajaba y nos cansábamos, la merienda pegando la botella de Coca-Cola en el piso para ver quien hacia mas espuma.


Palmieri, Rodas, el futbol, los partidos de hándbol, de softbol, correr en la cancha grande de futbol pegada a la de hockey, la cabaña grande.  No fui tiburón en la pileta pero aprendi mucho.  Lulo el del bufet, los hermanos Bernasconi, Goyo, Fabián Bolinches, Duarte, Mermelada, Chupete (QEPD).  Julio el sodero, Moreno, Correa, Bruno, Pietrantonio, Guayo (todos estos últimos de la cancha de pelota-paleta)... innumerable cantidad de gente.  Los mejores recuerdos los tengo en mi memoria, y el corazón abierto a todos los que me conocen. Me pasaría toda la noche escribiendo pero las obligaciones del día siguiente no me dejan.  Otro personaje, Antolín.




En estos dias sigo con mas fotos y recuerdos.
 
Felices fiestas para todos!

Jorge

miércoles, 26 de setiembre de 2012

Eduardo

Por Bea



Un compañero de ley,
un compañero de la vida,
un ejemplo de humildad,
un trabajador convencido,
un docente de alma,
amigo incondicional.

Y sí... hablo de Eduardo,
de nuestro querido profe Eduardo.

¿Por qué compañero de vida?
Trabajamos juntos varios años en el Club de Niños,
y en el mismo grupo.
Compartiendo "nuestros hijos",
saboreando cada una de sus gracias,
abrazando al que extrañaba,
mimando al "carenciado" de mimitos.
Bañando, vistiendo, enseñando lo apenas aprendido,
y convirtiéndonos en papás, aún sin serlo.

Siempre dando más de lo que recibía,
siempre agradecido de este trabajo,
siempre atento a mis falencias,
lo recuerdo como el mejor compañero que tuve en mis 42 años de docencia,
(y... no debió ser fácil llevarse bien con este torbellino de mujer).

Alguien lo describió como el educador ideal,
que tiende puentes, invita a cruzarlos y siempre acompaña en el camino.

Fue así, lo viví junto a él, siempre acompañando.

Se nos fue un amigo, se fue un papá, un amoroso marido, un abuelo…
Un compañero de ley


Bea


"...que la tierra se vaya haciendo camino ante tus pasos,
que el viento sople siempre a tus espaldas,
que el sol brille pálido sobre tu cara,
que la lluvia caiga suavemente sobre tus campos
y hasta tanto volvamos a encontrarnos,
que dios te guarde en la palma de sus manos..."

(antigua despedida de los peregrinos celtas)